Lunas rojas

Con la boca llena de lazos
y la vagina llena de flores
duerme bajo los ríos rojos
que surcan sus muslos cerrados.

Las violetas
se abren mudas
todas las noches,
todas las lunas.

Lunas sangrantes
cuelgan de la cama
todos los días,
todas las mañanas.

2 comentarios:

  1. Me pasa igual, también me desangro demasiado últimamente. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Ay, desangrarse nunca es bueno! Un beso, loba.

    ResponderEliminar